Cuerpo Mente Trastornos

Los trastornos de la conducta alimentaria

La Conducta Alimentaria

La Conducta Alimentaria es influida por diferentes factores, es un proceso mediante el cual nos alimentos, dentro de esto se toman en cuenta muchas cosas como la selección de los alimentos, su preparación y cómo lo consumimos.

Dentro de esta conducta alimentaria influyen también los hábitos que tenemos las personas al momento de consumir los alimentos, ya sea las emociones, las tensiones y como te mencioné anteriormente, la disponibilidad económica que tu dispongas para poder adquirir ciertos alimentos.

Cuando hay algunas deficiencia en todo nuestro proceso de esta conducta, surgen los TCA

¿Qué son los TCA?

En un tema, que a pesar de que ya hay más inclusión en el mundo por diferentes tipos de cuerpo, sigo viendo el aumento de esto.

Los TCA por sus siglas significan Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Estos trastornos se caracterizan por la obsesión que una persona desarrolla por los alimentos.

Si claro que es “normal” preocuparse de vez en cuando por tu imagen corporal, lo que pasa es que las personas que padecen este tipo de trastornos piensan solamente en esto y te podrás dar cuenta porque toda su plática puedes escuchar frases como, “ya no debería comer esto, tiene como x calorías”, “ya comí demasiado”, “crees que he subido peso”, “ya me siento la más obesa del mundo”.

Se preocupan por cuánto y cómo comen.

La mayor parte del tiempo están preocupados y preocupadas por su imagen corporal, por lo que el peso es algo que afecta su día a día, y procuran todo el tiempo estar por debajo de su peso llegando así a una delgadez extrema.

La imagen corporal está totalmente distorsionada y no es real.

¿Cuales son?

Dentro de este tipo de trastornos podemos encontrar:

  • Anorexia Nervosa
  • Bulimia Nervosa
  • Trastorno por Atracón (Binge Eating Disorder)

Aunque muchas personas crean que pueden presentar el último, llegan presentando conductas restrictivas por lo que puede ser diagnosticado como Anorexia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Eating Disorder Therapy LA (@eatingdisordertherapyla) el

Causas

Hay demasiadas causas y cada caso es diferente.

Pero generalmente pueden detonarse debido a:

  • influencias del contexto cultural
  • Contexto familiar
  • Vulnerabilidad biológica y psicológica de la persona
  • Experiencias de vida adversas.

Vamos con el primer punto:

  1. Presiones culturales que glorifican la delgadez:

    Para mí uno de los puntos fundamentales que hacen que las conductas restrictivas se mantengan.
    Porque por ahí hay cientos de videos de influencers con millones de seguidores que te dan tips para tener un “cuerpo saludable” y perder peso en poco tiempo y que solo si tienes un cuerpo delgado lo podrás amar.
    Frases como “wow has bajado de peso y te ves super hermosa” hacen que sigamos en dietas restricivas porque “hasta ahora ha funcionado”.

  2. Nuestro concepto de belleza está mal enfocado: 

    Solo eres guapo si tienes un cuerpo delgado pero bien tonificado y solo eres hermosas si tienes un abdomen plano.
    Los estándares de belleza que tiene la sociedad ahora son irreales.

  3. Presiones de los más cercanos:

    A lo mejor tu familia, incluso tus amigos te presionan para seguir este tipo de conductas para “verte mejor”.

  4. Factores interpersonales:

    Relaciones familiares problemáticas, dificultad para expresar sentimientos y guardarse todo.
    Una historia sobre haber sido ridiculizado por su talla y peso.
    Alguna figura cercana padeció este trastorno.
    Amigos que padecen este trastorno y motivan a la otra persona a seguir este tipo de ideal, es llamado thinspiration.

  5. Psicológicos:

    Influyen las emociones, la intensa necesidad de ser aprobado por los demás y recibir afecto.
    Valoración muy negativa de sí mismos que supera en sus causas la racionalización y la lógica, “no valgo nada si no soy perfecto”
    Perfeccionismo

Te puede interesarte:
Alimentación – ¿saludable?, ¿correcta?, ¿buena?

Los trastornos de la conducta alimentaria no son un juego.

Lo que inspiró que escribiera esta publicación fue, que en verdad pensé que cada vez eran menos los casos de trastornos alimenticios porque he visto que últimamente hay más inclusión por los diferentes tipos de cuerpos.

Pero no es así.

Encima que pongas tu salud en manos de alguien que no es experto en materia de salud mental y física es preocupante.

Estaba viendo varias cuentas por ahí en instagram sobre personas que sufrieron un TCA y no me malentiendan, hay personas que lo superaron y creo que los tips y consejos que te dan son maravillosos.

Pero hay quienes no están recuperadas del todo,

lo que es una preocupación enorme por la cantidad de seguidores y niñas adolescentes que las siguen.

Puedes perder mucho peso y “sentirte bella” o “sentirte guapo”.

Cuando la verdad esto solo es una aprobación de los demás,

el pensar ya me siento bien porque la gente me dice que me veo bien, no viene de ti, sino de tu ego y esto no es saludable.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Whitney, RDN | Body Image (@trustyourbodyproject) el

Así que te digo NO.

No pongas tu salud en riesgo.

Tu salud mental es importante también,

¿de qué sirve perder un montón de kilos, si no te sientes feliz o cómoda en tu cuerpo?

Si quieres perder peso, acude con un profesional de la salud.

Actualmente hay nutriologos que trabajan en conjunto con psicólogos y personas especializadas en trastornos alimenticios, (lo cual estoy haciendo actualmente).

Porque al perder peso, también viene un ajuste de tu imagen corporal y si seguimos en tenerla distorsionada de nada sirve perder peso.

Aprende a amar a tu cuerpo.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de El Cuerpo Que Somos® (@elcuerpoquesomos) el

Deja un comentario